Looking For Fashion?




Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro?


Cómo llevar a lo más alto el negocio de las flores con la metodología Design Thinking. PARTE 2 | SOLUCIÓN

¡AVISO! Este medium es la segunda parte de un artículo anterior en el cual se describe toda la investigación previa a este proceso. Puedes encontrar el primer capítulo a continuación:

Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro? | Cómo llevar a lo más alto el negocio de las flores con la metodología Design Thinking. PARTE 1 | INVESTIGACIÓN

Si ya lo has leído o no tienes tiempo para ello, estas son las conclusiones que obtuvimos:

1. Idear

Posteriormente a la investigación y a haber encontrado los problemas y oportunidades dentro del sector, había que proponer soluciones. Para ello realizamos un brainstorming para asegurarnos que ninguna idea se perdía por el camino.

A partir de ahí, queríamos saber cuál era la más idónea. Por esto realizamos una Matriz de Eisenhower con dos variables: Satisfacción y viabilidad.

Matriz Eisenhower

Nos dimos cuenta que dentro de nuestra idea podíamos abarcar varias propuestas comunes que dieron lugar a Madrid Orgánico.

Este proyecto cuenta con una solución física acompañada por una web informativa.

2. Solución física

Madrid orgánico pretende dar un segundo uso a las plazas de la capital centrándose en dos puntos principales:

El usuario: oportunidad de tener más espacio y favorecer su contacto con la naturaleza mediante huertos, zonas de plantación y praderas.
Los floristas: ocasión de darse a conocer y poder vender sus productos gracias a la implantación de kioscos.

Actualmente, el centro de Madrid cuenta con numerosas plazas que se utilizan, principalmente, como zona de paso.

El proyecto se plantea en tres plazas de Madrid (plaza del Callao, plaza de Santo Domingo y plaza de la Luna), pero pretende ser el inicio de un germen que se vaya expandiendo.

Centro de Madrid actualmente (imagen izquierda) VS propuesta (imagen derecha)

Plaza del Callao

El propósito principal en esta plaza es crear una zona de estancia verde, donde la gente pueda reencontrarse con la naturaleza y crear raíces en su relación. Se mantienen las zonas de paso en la plaza de manera que siga pudiendo continuar con su ritmo habitual.

Plaza de Santo Domingo

Proponemos unas zonas de plantación, tanto de huerto, como de flores. Para poder plantar en ella, los usuarios deben comprar las semillas/plantas en los kioskos. De esta manera, los floristas empezarán a estrechar vínculos con clientes más allá de su lugar habitual.

Plaza de la Luna

Al igual que ocurre en la plaza de Santo Domingo, queremos dar a conocer a los pequeños comerciantes fomentando la relación entre usuario y floristas.

También favorece la relación entre los vecinos creando una red de apoyo.

3. Solución digital

Para acompañar la propuesta física, decidimos realizar una página web que permitiera al usuario informarse acerca de las plazas y las actividades que se realicen en ella.

La página web presenta la siguiente estructura con siete puntos principales:

Desarrollamos cuatro partes que explican el proyecto:

Inicio. El usuario entra directamente a incio donde se encuentra con un hero que le va a permitir enterarse de todas la novedades. Además, podrá encontrar un breve resumen de lo que se va a ver en la página web y los lugares más visitados de esta.

¡Conócenos!. En esta ventana podrá informarse de todo lo que hacemos, cómo nacimos y cómo influye la economía circular en nuestro proyecto.

Nuestras plazas. Se muestra en esta sección todas las plazas que se encuentran dentro del proyecto. Esta parte es la más importante ya que explica la parte física de la propuesta y el usuario puede imaginar su estancia en cada una de las plazas.

Actividades y talleres. Además, para incentivar al usuario a participar en el proyecto en esta ventana pueden conocer todas las actividades y talleres que se realizan en las plazas.

Conclusiones

Tras dos semanas intensas de trabajo y un briefing que al principio no era santo de nuestra devoción, estamos muy orgullosas de nuestro resultado.

Una propuesta rompedora y arriesgada, pero con una investigación detrás que permite creer en ella. Recordar a Séneca:

“No nos atrevemos porque las cosas son difíciles. Son difíciles porque no nos atrevemos”.


Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro? was originally published in UX Planet on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.