Looking For Fashion?




Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro?


Cómo llevar a los más alto el negocio de las flores con la metodología Design Thinking. PARTE 1 | INVESTIGACIÓN

Si preguntas a alguien cómo comenzó Bill Gates su carrera, seguramente te conteste: “dejó sus estudios en Harvard para fundar su propia empresa, era un visionario…”.

Ja! Según esto, Bill Gates se levanta una mañana, llama a su amigo Paul Allen y le dice “vamos a dejar la universidad, porque somos los más “guais”, y presentemos un proyecto que nos hará millonarios”.

Toda la investigación y experiencia previa a esa decisión parece inexistente… que a los 13 años aprendiera a programar de manera autodidacta, que durante su juventud estuviese buscando junto con sus compañeros una manera de ganar tiempo libre con las computadoras para poder desarrollar sus propios programas, que constituyese el grupo de programación Lakeside, que a los 17 años fundase Traf O data…

Es verdad, que Bill Gates arriesgó mucho y apostó a lo grande, podría haber salido mal, pero decidió tirase al vacío porque tenía plena confianza en la cuerda que lo agarraba…

En un mundo, en el que hay 7.500 millones de habitantes, si no te aventuras es poco probable que consigas buenos resultados, pero siempre ese “peligro” debe estar bien argumentado y tener una consistencia detrás…

Pero… cómo podemos obtener esas bases previas, si no somos Bill Gates y no tenemos todos esos antecedentes… No te preocupes, a continuación, te cuento mi vivencia:

Cómo mejorar la experiencia del usuario en el sector de la flor y la economía circular siguiendo la metodología Design Thinking.

1. Investigación

Antes de comenzar este proyecto mi conocimiento sobre el mundo de las flores era prácticamente inexistente… así que mis compañeras y yo empezamos a investigar todo lo que pudimos, utilizando diferentes técnicas que nos permitieron conocer un poco más cómo funciona este mercado y en qué situación se encuentra: research questions, desk research, netnografría, DAFO…

Research questions

Tras todo esto llegamos a una conclusión común: el sector de la flor se ha estancado. La mayoría de los comerciantes continúa en su tienda de barrio donde comenzó, sin darse a conocer (más allá del boca a boca) y manteniéndose, en gran parte, gracias a “la clientela de toda la vida”.

Esto nos hizo preguntarnos dos cosas: qué es lo que demanda el usuario y qué opinan lo expertos. Para encontrar la respuesta, realizamos cuestionarios, entrevistas y un focus group.

Cuestionarios y entrevistas

Comenzamos lanzando un cuestionario rápido para poder obtener la mayor cantidad de contestaciones posibles y hacernos una idea de cuál era la perspectiva común que tenía la gente.

Lo primero a destacar es que, a partir de las 307 respuestas obtenidas, nos dimos cuenta de que existen dos mundos dentro de este sector que, para el usuario, es completamente distinto: el mundo de las flores y el mundo de las plantas y cultivo(más demandado).

El 65% se consideraba usuario de plantas y flores, mientras que el 35 % restante no sentía ningún vínculo con estas. Lo curioso es que ambas partes contestaron lo mismo a la pregunta ¿Qué te motivaría a consumir más plantas?: más espacio y saber cuidarlas.

Con las entrevistas quisimos asegurarnos de que las conclusiones de nuestra investigación eran ciertas, además de ver si se nos olvidaba algo. Para ello, entrevistamos a 15 personas: 4 expertos del sector y 11 usuarios.

Sus respuestas nos confirmaron que íbamos por el buen camino. Estos son algunos de los verbatims que obtuvimos gracias a los cuestionarios y entrevistas:

Verbatims obtenidos del cuestionario y las entrevistas

Focus group

Para realizar el focus group reunimos a 7 personas con muchas ganas de aportar sus experiencias y conocimientos y nosotras estábamos abiertas a conseguir el máximo de información posible que nos pudiera ayudar.

Imagen editada a partir de Freepick design

Observamos la gran implicación que tiene la gente en todas las actividades en relación con la economía circular y las plantas. Estos son algunos de los verbatims que más nos hicieron pensar.

“Aunque sean superficies pequeñas con las que no te vas a auto-abastecer es importante estar en contacto con la tierra para volver a lo que eran nuestros orígenes. Sin este primer contacto, la gente nunca va a tener relación con este mundo”.
“Ser capaces de guardar las semillas que has producido en años anteriores. Hay que trabajar con los productos de la zona, nacionales y semillas que tengan la memoria genética que les ha adaptado a su ecosistema natural”.
“El mundo huerto es una manera también de cuidar las relaciones con las personas, ese esfuerzo por saber cuál es la planta autóctona te ayuda a conocer a gente, tener comunicación con tus vecinos, a tejer una red de apoyo”.
Verbatims obtenidos del focus group

2. Concretar

Después de toda la investigación, teníamos que sentarnos, recolectar todo aquello que habíamos recibido e interpretar los resultados.

Y, a partir de aquí, ya podíamos desarrollar nuestros user persona para poder empatizar mejor con los usuarios.

User persona y customer journey

Realizamos dos perfiles distintos según nuestra investigación: el que vive en la ciudad y el que se ha ido a las afueras para disfrutar de las plantas. De esta manera, podíamos focalizarnos en las necesidades, las percepciones y los pain points de los usuarios.

Sergio Ruiz es un padre soltero que nació en Madrid, pero se fue a las afueras para poder tener un terreno donde poder cultivar. Le encanta hacer actividades al aire libre con su hijo.

Se realizó un viaje de usuario yendo con su hijo a un huerto urbano.

User persona y customer journey de Sergio Ruiz

María Pérez vive en Madrid centro debido a su trabajo. Reside en una casa con un pequeño balcón abarrotado de plantas. Le encanta reciclar, pero en la ciudad se lo ponen muy difícil.

Se realizó un viaje de usuario intentando comprar una planta por Internet, pero al final tiene que coger el coche e ir a un vivero.

User persona y customer journey de María Pérez

También realizamos un antipersona, para ponernos en la piel de aquellos que no son usuarios de plantas.

Antipersona

3. Conclusiones finales

Tras todo esto pudimos llegar a 4 puntos en los que poder centrar nuestra área de acción:

4. Idear

Después de toda esta investigación llegó el momento de sacar ideas a la luz, analizarlas y centrarnos en nuestra propuesta. De momento solo puedo adelantarte el nombre… Madrid Orgánico.

Madrid Orgánico pretende dar un segundo uso a las plazas de la capital, introduciendo espacios verdes con diferentes características según su ubicación. En ellas, se podrá volver a tener un contacto con la naturaleza, podrás cultivar tus propias plantas en un gran espacio, crearás relaciones sociales y, además, habrá kioscos donde comprar tu plantas para cultivar y los floristas de la zona pueden darse a conocer.

Si quieres saber mas → ( Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro? | Cómo llevar a lo más alto el negocio de las flores con la metodología Design Thinking. PARTE 2 | SOLUCIÓN)


Arriesgar bien, ¿arriesgar seguro? was originally published in UX Planet on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.